Reseñas

“Sopa de elegidos”, de Pablo García Maeso

Sinopsis:¿Por qué el bufón no hace imitaciones?

Mientras sigue negando su evidente derrota bélica, la gran nación de Hemisferio ha decretado varias restricciones: el consumo de pescado, los estudios superiores y el manejo de las artes arcanas, que solo se autoriza a funcionarios o al puñado de franquicias que especulan con ellas en sus muchas sucursales.

Sí, pero ¿Por qué el bufón no hace imitaciones?

Como parte de un programa de becas para estudiar alquimia, Fusa Goretti trabaja para la división más odiada por el pueblo: el Ilustre Cuerpo de Corregidores Sanitarios. Su familia la repudia, sus vecinos le insultan, los niños le escupen y debe dinero a la biblioteca. Es un auténtico garbanzo negro.

Ya, bien, pero… ¿por qué el bufón no hace imitaciones?

Una noche, Fusa ve morir a su jefe a manos de un desconocido. Este emplea su último aliento en confiarle un secreto: El mundo está en peligro… otra vez. Bajo una identidad falsa, acosada por el peligro, vigilada por la ley y sin más apoyo que un alguacil semiorco experto en meter la pata, Fusa cruzará un Hemisferio cada día más hostil, siguiendo un rastro de pistas absurdas para impedir el apocalipsis sin que nadie la tome por loca.

Y sobre todo, hallar la respuesta a esa dichosa pregunta: ¿Por qué el bufón no hace imitaciones?

sopa de elegidos

Reseña: Hace años que conozco la web Viruete.com (me partía y me parto el hojaldre con los artículos de comida, series viejunas, juguetes y música que hacen).

Años más tarde tuve la ocasión de conocer a Pablo, el autor de Sopa de Elegidos en persona, e incluso cometí la locura de ¡Comprar su libro! Aún más, hasta me lo dedicó en una presentación junto a otros cracks del humor de los que he hablado anteriormente en el blog: Sergi Álvarez,Sergi Escolano y Abel Amutxategi.

No fue hasta que empecé la novela que me di cuenta de que ese Wally Week, alter ego de Pablo, era colaborador habitual en Viruete y que incluso le había escuchado más de una vez en podcasts. Mi retraso a veces es importante, sí.

Además, a posteriori he descubierto el podcast Vuelo 180 en el que se desbarra acerca de variopintos temas y que estoy escuchando (y disfrutando) a tope. Chicos, de verdad, enhorabuena porque me muero de risa en los viajes camino al trabajo.

Por qué cuento todo este rollazo?

Porque tal vez he entrado sin saber demasiado qué esperar en el humor de Pablo, que plasma en su novela Sopa de elegidos, y me ha gustado ser “novata” en la historia. Y ya va tocando hablar de la novela, ¿Verdad?

Lo que destaca por encima de todo es el humor, evidentemente. El autor logra que a cada pocos pasos (o tropiezos) de Fusa y Knork nos aparezca mínimo una gran sonrisa ante la situación que atraviesan los protagonistas. Todo ello, sin dejar de lado una trama que te permite entrar prácticamente desde el principio y que resulta ser interesante y bien construida. No abusa del humor, si es algo que teme el lector o lectora de la reseña. Esta “Sopa de elegidos” está cocinada a fuego lento y con buenos ingredientes, bien medidos.

Hablemos de los personajes. Fusa es… una pringada de tomo y lomo. Sin comerlo ni beberlo se ve embarcada en una peligrosa misión junto a un semi orco guasón y tan impredecible como el mote que le da nombre. En el fondo, como la mayoría de héroes de novela fantástica que conocemos. Tienen una existencia medianamente tranquila y de pronto se ven catapultados fuera de su hogar a salvar el mundo a tomar por saco y sobreviviendo como pueden a distintos peligros.

Pero en la novela de Pablo, los protagonistas no atraviesan precisamente campos de amapolas. No pasan por los enfrentamientos llevándose tan sólo algunos rasguños, qué va. Lo habitual es que se lleven unas palizas de campeonato en sus encontronazos, tanto que te hacen dudar de si van a llegar vivos al final de la novela. Personalmente no me entusiasmó un hecho muy chungo que le ocurre a Fusa en los primeros compases de la novela y que no voy a desvelar por los spoilers, si bien es cierto que es valiente introducir un elemento así en una novela de fantasía, por lo poco frecuente que es (al menos para esta humilde lectora).

En resumen: 

Una novela de fantasía en la que te descubres riendo mientras vas en el bus es digna de recomendar a cualquiera que le apetezca leer algo distinto, algo divertido y algo con frescura en el encorsetado mundo de la fantasía “épica”. Puntuación: 4/5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s