Reseñas

“Sed”, de Neal y Jarrod Shusterman

Sinopsis: ¿Hasta dónde llegarías para conseguir la última gota de agua? Alyssa vive con su familia al sur de California, en un barrio residencial muy apacible… Hasta que, un día, del fregadero deja de salir agua. Tras padecer varios años de sequía, eso tampoco es extraño; allí todo el mundo está acostumbrado a las advertencias: no riegues el césped, no llenes la piscina, no te des duchas largas. Pero esta vez ya no queda agua que ahorrar. En muy poco tiempo, el supermercado del apacible barrio residencial se ha llenado de familias desesperadas y dispuestas a todo con tal de conseguir un bidón de agua. Y cuando sus padres salen en busca de provisiones y no regresan, Alyssa, su hermano y el peculiar vecino que los acompaña no tienen más remedio que empezar a tomar decisiones difíciles para sobrevivir. Cueste lo que cueste. 

SED N J

Reseña:  ¿Qué pasaría si un día cualquier vas a abrir el grifo y no tienes agua? En las noticias dicen que es algo temporal y que en breve volveremos a tener el suministro habitual, pero ¿Y si no sucede? Bienvenidas a Sed, de Neal y Jarrod Shusterman.

Crisis de suministro” Así es como los medios han estado llamando a la sequía desde que la gente se cansó de oír la palabra sequía. Más o menos igual que cuando el calentamiento global se convirtió en cambio climático o la guerra, en conflicto.

En esta novela coral, conoceremos la historia de unos adolescentes que tienen que enfrentarse a una situación prácticamente apocalíptica; en ocasiones nos estaremos preguntando cuánto tiempo ha pasado para llegar a según qué situaciones y tendremos que recordarnos que apenas han pasado tres o cuatro días desde que se ven obligados en cierta manera a abandonar su hogar, que es el disparador de la parte más oscura de esta historia, pues pronto descubrirán que el ser humano está dispuesto a mostrar su faceta más egoísta en situaciones de crisis y no respetarán que sean apenas unos niños.

He tenido un par de problemas con la lectura y son los siguientes:

  • La coherencia de los personajes. Si bien el desarrollo de la catástrofe social está bien desarrollado, los personajes principales toman tantas malas decisiones que en tu posición de lectora estás pensando que no tienen dos dedos de frente. Voy a contar algo en concreto que no puede considerarse spoiler porque nos lo cuentan en la sinopsis: los padres de los chavales protagonistas se van a por agua y no vuelven pasadas muchas horas. Deciden ir a buscarles y como no les encuentran por la calle, en lugar de acudir a hospitales y comisarias pues deciden irse con el vecino, un chico de su edad de esos que en sus ratos libres aprende a disparar y montarse un refugio nuclear a cualquier otra parte porque… Patatas. Es decir, pasan de mostrar una preocupación aplastante por sus padres a simplemente decidir que lo mejor es irse bien lejos. Y como esta, diversas decisiones que no se puede excusar que sean adolescentes porque una de las protagonistas es algo mayor (Jacqui) y pese a definirla como la más lista de su promoción y una superviviente nata, cuando llega la hora de la verdad tiene el sentido común de una roca. Lo peor es el personaje de Henri, que se incorpora más adelante a la historia y es absolutamente insoportable.
  • El final, que da la sensación de que no sabían cómo acabar esta historia y se marcan un Deus ex machina de manual y no voy a comentar mucho más porque spoilers, pero me dejó muy fría. Entiendo que en el fondo lo que se nos quiere mostrar en esta historia es una advertencia de lo que puede pasar si seguimos descuidando los recursos de los que disponemos, y es que realmente no es una situación para nada inimaginable a día de hoy, pero ese final… Meh. 

Tal vez os esté pareciendo que no me ha gustado esta historia, pero para que os hagáis una idea la leí en apenas dos días porque la devoré. Nuevamente, Neal Shusterman (Autor de Siega y su secuela Nimbo) desarrolla la historia manteniendo un pulso constante con el lector, aportando dosis de acción, un tono ligero en la narración y evidentemente la curiosidad que tienes por ver cómo acaba todo esto. Porque realmente, da miedo pensar en lo que nos podemos llegar a encontrar en una situación así y como comentaba antes, espero que sirva al menos para tomar nota de todo lo que NO hay que hacer. 

Destacar también la edición de Nocturna, tan correcta como nos tienen acostumbrados y la traducción de Pilar Ramírez Tello. 

En resumen: Una historia trepidante, con mensaje que nos hará reflexionar sobre la situación de nuestro planeta, aunque con ciertas incoherencias de sus personajes que particularmente, no me convencieron en la lectura. Se recomienda su lectura con un vaso de agua fresquita cerca. Puntuación: 3/5/5

Consíguelo en Amazon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s