Reseñas

“Viajar en el tiempo es fácil”, de Rubén Rodríguez

Nuestro protagonista no se imaginaba que, al cambiar de religión por petición de su novia, Araceli, formaría parte de la Iglesia del Buen Fin (de los Días), una secta que espera la llegada de los bolnnegiannos cuando la Tierra sea destruida. Tras un ritual de sacrificio desastroso, despierta en una nave bolnnegianna, con los que podrá viajar, comer pizza y jugar a videojuegos. Pero un error de cálculos ha provocado que la extracción se produjera antes de tiempo, así que nuestro protagonista tendrá que volver a su época para que la línea temporal no sea modificada.

Reseñas

“Consecuencias naturales”, de Elia Barceló

Unos cuantos siglos en el futuro, las y los habitantes de la Tierra han alcanzado muchas metas deseadas: bien en materia de viajes espaciales, bien en sus políticas de igualdad entre hombres y mujeres, presentes en todos los ámbitos de la sociedad y el idioma. Además, lejos de estar solos en la galaxia, parece que hay varias especies humanoides, entre las que se encuentran los misteriosos y reservados Xhroll.

Reseñas

“Rosalera”, de Tade Thompson

Nigeria, 2066. Una muchedumbre desesperada converge en torno a una misteriosa bóveda alienígena. Así ha surgido Rosalera, la ciudad que rodea la bóveda a la que todos acuden por sus supuestos poderes de sanación. La llegada de los alienígenas también ha dado lugar a la xenosfera, un espacio telepático al que solo puede acceder un grupo muy reducido de humanos, los sensibles

Reseñas

II Premio Ripley (Varias Autoras)

Dicen que un grito de terror no puede ser escuchado en mitad del espacio plagado de estrellas. Pero, en cambio, puede ser descrito. Este volumen está repleto de descripciones de lo que sólo se podría considerar como imposible: familias que adoptan niños por tiempo limitado, guionistas en Marte que deciden nuestro destino, viajes espaciales donde el origen y el destino quedan desdibujados para siempre, monstruos con cara de víctima de nuestros abusos diarios... Y convendría estar atentos, porque también dicen que la ciencia ficción y el terror tienen una cualidad que los diferencia de otros géneros literarios: lo imaginado, con frecuencia, suele hacerse realidad.